El Cataluña, aposta Brava.

Nos apostamos y braveamos esta vez por un restaurante tapero excepcional que no conoce (casi) rival: el Restaurante Cataluña, en la misma Plaza Cataluña nº 33.

Diseño Bravanguardista.

Bravas tostadas que son cachotes corpulentos de patatorra gorda como barbillas de Cary Grant sorprendentemente enternecida, con una densidad de interior corpóreo deshaciente de modo gradual y telilla superficial o película bravil de crujido ligero pero audible.
Son concentrados de patata natural con la certera propiedad de conservar admirablemente sapidez y temperatura. Envoltura con rebordes escamosos de tono óxido pardo sobre sensible gradación de amarillentos y castaños sanguina.

                           
                           Gran rótulo bravero y detallazo de la flamante epidermis bravil.

Se ofrecen en plato de cerámica redondo blanco y plano junto con sus dos salsas: salsa all i oli en cuenco de cristal con cucharilla metálica, a su vez en platito de la misma condición, y bote de salsa abravada picante casera pero dispuesta en bote con boquilla.

Albo all i oli cremoso de gusto puro, penetrante y de buen deje; salsa picante que se antoja mezcolanza entre barbacoa y ketchup extra con algún tímido toque ácido.

Bravas y psicodelia pop.

En un ambiente amigo, distendido y elegante (familiar y moderno a la par), gran opción bravera con solera, la del Cataluña: cátala una… y repetirás ¡Imposible confundirlas,Yoyas!

            
Braveros Pata Negra, los del Cataluña.

2 comentarios en “El Cataluña, aposta Brava.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s